Los 5 niveles del emprendimiento personal nacen de mi experiencia de emprender en el mundo 2.0.

 

Había estado dando vueltas en mi cabeza una reflexión que hace poco conversaba con algunas amigas emprendedoras. He reunido opiniones y experiencias para visualizar 5 niveles del emprendimiento personal. Además, dedico este espacio a las emprendedoras creativas que amamos el mundo digital y queremos crecer allí con nuestros talentos. Soy una de ellas y en los últimos meses esta experiencia se ha convertido en un verdadero viaje con tormentas y calmas, soledades y compañías, que comprenden muy bien aquellas que navegan estos mismos rumbos.

Emprender en el mundo digital ha implicado re-aprender todo lo que ha significado “trabajar”. Aquí detallo algunos de estos “super-aprendizajes“:

 

  • Comprender el por qué ser tu misma en medio de la sobre oferta de información y realmente crear la diferencia.
  • Balancear los estilos de comunicación que rompen el esquema de lo que había entendido anteriormente.
  • Construir un nuevo paradigma de mi rol profesional sin dejar de lado mis valores.
  • Entender las estrategias de visibilidad sin perderme en el proceso.
  • Trabajar construyendo una comunidad virtual compuesta por mujeres de muchos rincones del planeta, pero totalmente real, cálida y honesta.
  • Organizar mi trabajo dentro de un sistema que se sale del famoso “9 to 5”. En este punto quiero agregar que he descubierto mucho mitos en Internet pues, se trabaja y mucho.
  • El miedo escénico se pierde o… se pierde.
  • La creatividad se lleva a otro nivel.

 

Puedo seguir la lista de aprendizajes y creo que no acabo. Por ello ha sido que llego a los cinco niveles del emprendimiento personal. Allí creo resumir de forma esquemática todo un proceso que resulta bastante intangible para las primerizas en los territorios del internet.

 

Si te preguntas… por qué son 5?

Es porque hasta aquí he llegado en mi proceso de comprender este viaje. Si más adelante llego a experimentar otros más, lo agregaré y esperaré tu opinión.

Si te preguntas… por qué niveles?

Mi respuesta es que no son niveles súper puesto uno sobre otro. Son uno dentro del otro, constituyendo tu ser en tu emprendimiento.

Por ello, estos niveles se sienten y se intuyen. Es allí dentro de cada uno de ellos donde están las claves que facilitan o dificultan tu avance personal o el de tu proyecto.

El emprendimiento on-line requiere aprendizaje en acción constante, no solo porque todo cambia en el mundo 2.0, también debido a que tu misma vas transformándote a medida que avanzas te enriqueces y creces.

 

Entonces, te describo los niveles que tengo vistos hasta ahora:

 

Nivel íntimo:

Aquí es donde están alojados tus sueños y metas. Es donde nace la fuerza creativa que empuja para tu propósito sea cumplido. Es un nivel donde además hay conflicto con los temores y la incertidumbre. Aquí aprender a lidiar con este conflicto, que muchas veces no es tan visible, es la base del movimiento de tu proyecto. Si no transformas tu temor y lo llevas a convertirlo en creatividad para compartir, te será mas agotador tu avance y el logro de lo que quieres. Porque lo que quieres no es solo un negocio, es transformar tu mundo alrededor ayudando a otros a crear.

 

Nivel creativo:

A ti, que eres emprendedora creativa, es donde más te gusta estar, es tu mundo hecho ideas, proyectos y productos por compartir. Es el nivel donde no solo transformas lo que haces en un producto o servicio para los demás. Este es el nivel donde cambias y evolucionas junto a tu proyecto. Puedes fluir o no en este nivel, si lo tienes claro. Por ello es vital “aceptar”! Si, aceptar que no siempre lo tienes todo bien comprendido que eso no tiene nada de malo, recuerda que eres multi-apasionada y que canalizar esta energía lleva su proceso. Además, es un nivel en movimiento continuo, así que fluye con él y disfrútalo.

 

Nivel técnico:

Probablemente es el que más energía consume inicialmente. Aquí es donde más tienes por aprender. No solamente porque tal vez no sea tu área dominada, si no además porque está en continuo movimiento. Nunca se termina de aprender en esta área. Este nivel puede distraerte un poco de los otros, pero es importante dominarlo poco a poco. Por esto te recomiendo: Dividir tu aprendizaje por temas para ir aprendiendo uno a la vez, teniendo presente que, a menos que tu emprendimiento sea en este aspecto técnico, nunca serás experta. Además, ten presente el momento en que te sientas lista para delegar y buscar a quien de verdad sabe! Cuando lo hagas vas a sentir un alivio enorme.

 

Nivel de ejecución:

Este puede resultar árido algunas veces, en espacial si no están sincronizados los niveles anteriores. Sin embargo, que no cunda el pánico! La preocupación no te llevará a ninguna parte, así que si tu reto está en este nivel, inicia con una buena agenda o planificador. Activa tus listas de pendientes y abrázate a ti misma cada vez que cumplas con una tarea, pues a veces no nos damos cuenta de nuestros avances. Este es el nivel de los horarios, costos y recursos muchas veces agotables. Por ello, no te agotes! Ve planificándote poco a poco, hay emprendedoras especializadas en estos menesteres que puedes ahorrarte más de un dolor de cabeza. Consulta con las expertas.

 

Nivel de exposición:

Este es un nivel clave para lograr los objetivos. Es cuando ya el producto de nuestro esfuerzo está listo para ser mostrado a los demás. Puede ser que llegue cuando te encuentres un poco cansada de todo el proceso anterior. Tranquila! Para este momento ya tendrás con quien compartir todo lo que haces. Solo abre tus ojos y comparte, comparte, comparte. Te darás cuenta que la “magia” surge poco a poco.

Cuéntame si para ti ha sido parecido este transitar por el emprendimiento on-line. Crees que hay otros niveles que no he visto todavía? Tienes alguna idea de qué más podemos hacer en alguno de estos niveles para manejarlos con menos presiones? Escribe en los comentarios, así seremos mas las que nos apoyemos en nuestro desarrollo.