Cuando se quiere hablar de autoestima para una vida saludable, yo visualizo la autoestima como el corazón de nuestro ser emocional. Así que, al igual que a nuestro músculo…, debemos darle cuidado y atención continua.

Existe la creencia de que a la autoestima no se le cuida, es decir que quien la cuida es «débil» «sentimental»…. Que soportar y soportar es lo que debe hacer la autoestima. Sin embargo, al igual que al corazón físico, si no le dedicas tiempo a tu corazón emocional, éste con el tiempo se atrofiará, dejando de latir, dejando de emocionarse, generar energía, hasta llegar a apagarse.

¿Has visto personas con la autoestima apagada? Se que si, tal vez te la has encontrado frente a tu espejo. Son personas que caminan con la espalda cansada, la mirada enfocada en otras cosas, con rigidez física y mental, siempre juzgando lo que les pasa ya sea como culpa de otros o como se ve a si mismo.

Comprendiendo que la autoestima es el centro de operaciones de nuestro ser emocional, vamos a apuntar algo más con el significado de Nathaniel Branden, psicólogo canadiense apunta:

La Autoestima plenamente consumada es la experiencia fundamental de que podemos llevar una vida significativa y cumplir sus exigencias.

 

El doble sentido de la confianza en la autoestima:

Un aspecto fundamental de la autoestima es la confianza y la vamos a entender en dos sentidos:

1. Autoestima como la confianza que puedas tener en tus capacidades para pensar y enfrentar nuevos desafíos.

2. Autoestima como la confianza en tus derechos a triunfar, ser feliz, darte la oportunidad de llenar tus necesidades, tener tus propios principios y valores y finalmente, disfrutar el resultado de tus esfuerzos.

Es el poder de vivir tu ser desde un juicio positivo de ti, integrando los 4 elementos de tu Ser:

  • Físico: Tu cuerpo. Integrando a tu vida hábitos saludables de alimentación, ejercicio, caminatas de oxigenación.
  • Psicológico: Procurar tu balance emocional, buena lectura, conversaciones agradables y con propósito, pero sobre todo una buena relación contigo mismo.
  • Social: Desarrollar actividades que te mantengan en contacto con tu familia, amigos, compañeros y tu relación de pareja.
  • Cultural: Que te mantengas en contacto con lo que ocurre en tu comunidad y que puedas sentirte parte en proyectos y actividades que beneficien a terceras personas.

Todas estas acciones promueven la satisfacción personal, la seguridad en ti y en los demás.

 

5 Mitos de la Autoestima:

Para activar un buen cuidado de la autoestima en tu vida, es necesario tomar en cuenta algunos mitos acerca de ello y así quedarnos con la verdad acerca de lo que significa realmente autoestima y los cuidados que necesitamos para mantenerla a tope.

 

Mito 1: Creer que necesitamos la aprobación de los demás por encima de la nuestra para sentirnos bien.

La verdad que la primer aprobación que necesitas es la tuya, basada en tus valores, capacidades y aprendizajes. Si te conoces lo suficientemente bien, sabrás cuando necesitas un consejo y cómo tomar la decisión adecuada. Es el momento en que sientes a tu intuición fluir.

 

Mito 2: Creer que la soledad no le hace bien a nuestro Ser.

Si bien la soledad en exceso no te ayuda, si es necesario aprender a convivir con ella. Los momentos de soledad pueden serte mucha conexión personal, de apertura creativa y auto-descubrimiento. Por eso vale la pena que aprendas a enriquecerte con estos espacios sin tener que depender siempre de la presencia de otros o del ruido exterior.

 

Mito 3: Creer que nuestra identidad está determinada por las acciones y dedicaciones que hacemos a los demás.

Tu eres valioso como persona por tus capacidades y por tu ser único. Sin embargo, si estás buscando la forma de sentirte apreciada porque te esfuerzas en ser una gran madre o padre, hijo, pareja etc, haciendo todo lo que puedes por tus seres queridos y dejando de lado quien eres tu, tarde o temprano vendrá a ti el cansancio y la frustración.

 

Mito 4: Creer que la autoestima no cambia, quien la tiene baja no podrá hacer nada al respecto.

Ya decía yo al inicio que la autoestima es el corazón de tus emociones. Si no la tonificas con auto-cuidado emocional, se va a atrofiar como cualquier otro músculo de tu cuerpo.

 

Mito 5: Creer que una alta autoestima está sostenida en la exigencia personal.

Nuestro sentido competitivo nos empuja en cierta forma a sostenernos «con fuerza» ante la vida, sin advertir cómo está nuestra salud emocional. Si vives por mucho tiempo bajo la influencia del estrés y vas en la búsqueda de tu éxito con «los dientes apretados», vas a tener daños colaterales como son la ansiedad o la depresión. Y en todos los casos, tu autoestima se va a ver afectada.

 

¿Qué hacer en esta situación?

Vuelve a ti, a tus valores y lo que realmente quieres. Conéctate  con tu intuición y retoma el camino. Te cuento más a continuación con la aplicación de los 6 Pilares de la Autoestima, desarrollados por Brenden.

 

1. Vive de forma consciente:

Deja de vivir en piloto automático y comienza a despertar tus sentidos. Ten claros tus valores, tus metas y lo que quieres en tu vida. Así podrás enfocar tus acciones en esa dirección y fortalecerte en el proceso.

 

2. Acéptate tal y como eres:

Aceptarte significa quedarte contigo, ser compasivo y fiel a ti mismo. Sin cerrar lo ojos a lo que puedes mejorar en ti y con la certeza de tu valía personal.

 

3. Responsabilizarse de sí mimo:

Este es un aspecto esencial para fortalecer tu autoestima. En la medida en que dejas la posición de víctima y te enfocas en hacerte responsable de lo que te corresponde, lograrás ejercitar tu autoestima de forma constructiva. Tu eres dueño de tu vida y esto significa aprovechar las oportunidades que llegan a ti y sostener la responsabilidad de lo que decidas.

 

4. Vive desde la afirmación de ti:

Esto no significa querer ser siempre el primero, si no respetarte en tus valores, decisiones e interacciones con los demás. Es conocer tus necesidades para buscar satisfacerlas sin dejar de lado el reconocimiento de las necesidades de quienes te rodean.

 

5. Vivir con un propósito:

Ya Viktor Frankl lo menciona en su libro «El hombre en busca de sentido», sin un propósito en la vida, nos perdemos de quienes somos. La vida, sin importar las circunstancias, puede cobrar un sentido para cada persona y es necesario hacer esa búsqueda como parte del fortalecimiento de la autoestima. Si tu propósito está unido a tus valores, tu vida tiene sentido y tu autoestima se integra.

 

6. Vivir de forma integral:

Vivir integralmente es vivir en coherencia ideales, creencias, valores y acciones. De esta forma, la autoestima podrá fortalecerse  y tu te sentirás capaz de tomar nuevos desafíos, de seguir creyendo en ti a pesar de las circunstancias de la vida y no perderte en el camino.

 

Mira aquí en más detalle los 6 Pilares pare Brillar:

Es en ti donde reside la responsabilidad de procurarte una autoestima fuerte. Si tienes claros tus valores y sabes con certeza de lo que eres capaz, con tu constancia lograrás mantener una vida satisfactoria y con equilibrio emocional.

¿Qué mas necesitas para tener una vida saludable? Cuéntame en los comentarios.